La estrategia de Datos Abiertos busca que las instituciones públicas difundan, compartan y promuevan el uso de los datos públicos. Los Datos Abiertos además crean valor económico y social, y apoyan el proceso de transparencia y rendición de cuentas, así como el de interoperabilidad, aumentando la eficiencia dentro de la gestión administrativa.

La base del Gobierno Abierto lo constituyen tres principios: la transparencia, la participación ciudadana y la colaboración que necesariamente implican estrategias de Accesibilidad, Usabilidad y de Datos Abiertos generados al interior de la gestión pública gubernamental.